Extramares
 Actas
  English
 Poesa
  Castellano
  English
 Ensayos
 Cuentos
 Crnicas
 Entrevistas
 Actividades
 Epistolario
 Perfil
 Biografa
  Bibliografa

[an error occurred while processing this directive]
Biografa
Memorias - frag. 2001 (x Cecilia Bustamante)
Biografa- Memorias (Lima) x Cecilia Bustamante
Memorias, Lima - frag.. (Cecilia Bustamante)
El despertar de la identidad (Cecilia Bustamante)
En Busca de Espacio (Cecilia Bustamante)
Palabras sobre el Corazn (Cecilia Bustamante)
Memorias - (Cecilia Bustamante, frags)
Notas - nuestro momento potencialmente violento, como el preludio de una guerra (Cecilia Bustamante)
Memorias - Cecilia Bustamante (frag)
Memoirs (3) Cecilia Bustamante
Biografa

Perfil : Biografa



Memorias, Lima - frag.. (Cecilia Bustamante)


Memorias . Lima

Cecilia Bustamante ©

Yo subía y bajaba escaleras de mi casa a la suya. Tenía catorce años y era muy ignorante.

Perspicaz sí era. Nada más. A veces se reian o irritaban por mi ignorancia.

Poco a poco mis nuevos amigos los chinitos me invitaron a salir con ellos al restaurante donde su marido trabajaba, yo aceptaba cuando mi padre estaba de viaje. El no gustaba de mi amistad con esta pareja, creía que me iban a "abrir los ojos". El nos criaba tan libres y naturales. Pasaba momentos inolvidables con ellos, paseando por el Barrio Chino, admirando las boquillas de marfil, los abanicos, dragones. Supongo que no hablábamos mucho. Ellos eran una pareja joven y feliz, poco después estaba encinta. Los visitaba siempre hasta que nació su bebe, Chona le decían, el papa se llamaba Alberto Ku, ella Celia Maturana. Teniendo tantos hermanitos la podía ayudar a cuidar a la Chona. Así pasaron aquellos tiempos.

El hermano de Alberto se llamaba Carlos y no olvido que me regaló mi pimer par de medias rayon o nylon. Me quedé sin palabras, todavía mis hermanas y yo seguíamos usando medias llamadas cubanas. Su regalo me hizo mirarme como una mujer, se las prestaba mis otras hermanas cuando las necesitaban. Las Bustamante siempre han sido famosas desde antes por sus piernas bonitas. Sí, es verdad, ya? En Lima los amigos mayores decían :”!ah, las piernas de las Bustamante..!” Mi admirador chino era joven y trabajaba con su hermano, algo en su mirada era muy grata para mí, su sonrisa.

Pero, mi país a fines de los 40s era sencillamente imposible pensar nada porque eran segregados y habian ciertas leyendas negras sobre ellos. Mi padre nunca se enteró que había un hermano de mis amigos. Lo cierto es que llegaron a fines del siglo pasado creo como esclavos a los estados norteños, las haciendas del arroz y la caña de azúcar.Se han integrado completamante a nuestra cultura y nosotros a la de ellos. La comida china en el Peru es tan famosa como la de San Francisco.

Celia era muy hacendosa y tranquila, pero como en Lima ha habido siempre mucha afición por las brujas y brujerías ella también conocía a una que la visitaba, era contrahecha, hacía visitas misteriosas, fumaba puros y golpeaba el suelo con su pie en medio del humo haciendo conjuros escupiendo y dando órdenes. Para ese entonces yo tenía un enamorado de orígen árabe, muy guapo pero lo que mas me gustaba era que estudiaba medicina. Me llevaba a todas las fiestas de la vecindad, muy sencillas, a lo mas servian gelatina. También íbamos a pasear en las tarde , cerca de nuestra casa, o dábamos vueltas en el Parque. Así cayera la famosa garúa de Lima. En mi ciudad natal parece siempre que ya va a llover y le deja a uno para el resto de la vida una sensación de algo incumplido.

La bruja dijo que ella sabía hacer muchos hechizos, que sabía ‘amarrar’ a los hombres. Finalmente, dejaron de esconderse en el dormitorio y hacían todo el aquelarre delante mío. Golpeaba fuerte con su pie izquierdo,fumaba resoplando de un puro y decía sus conjuros “a mis pies tienes que venir, como el viento”y cosas por el estilo. Aprendí las invocaciones, cómo fumar puros, cigarrillos, y a leer las cenizas. La verdad que desde los 10 años hacía pruebas desde la ventana del segundo piso y llamaba mentalmente a quien quería que aparezca. Había un chico Saravia que respondía casi siempre. Tengo desde entonces a un amigo, que se hizo médico, y él recuerda esos juegos. Cuando nos internaron al colegio me olvidé de esas aficiones, me dio por el deporte. Fui campeona escolar y luego de Lima en 100 metros planos. De alli derivé al dibujo, y luego al ballet,ya escribía.

La bruja es elemento permanente en la vida limeña, de los tiempos que estoy hablando dire que era algo natural, parte de las costumbres tan secretas como las tapadas limeñas, la seducción sin mostrar el rostro, difícil arte. Los ojos morunos ayudaban a las tapadas. Las tradiciones de Ricardo Palma me llenaban la cabeza de faroles.

Escenas del atardecer. Las limeñas tenían el adorno de las brujerías, su misterio. La ciudad de Lima era casi igual a principios de siglo. Las limeñas siempre frívolas añraban la Colonia en el siglo XX. Cuando sucede la II Guerra Mundial mas o menos era igual ambiente. La casa de mis abuelos estaba en el corazón de Lima antigüa, cerca de la Plaza de Armas, las casas tenían zagüanes coloniales, macetas de geranios en las ventanas enrejadas y en cuyos amplios antepechos se sentaban las mujeres de la familia y sus amigas a la hora vespertina a consumir pequeñas copas de pisco, a probar dulces de las monjas, noesnada, guargüeros - muy parecido al estilo de vida en Sevilla o Córdoba. Por lo general los que no habían viajado tenía poco que hablar.

De lejos y olvidada de los mayores, aprendí así los nombres de las grandes ciudades europeas a través de mar, allende... en Extramares. No hablaban mucho de la Guerra sino del Titanic. Les parecía la mas horrible historia.

Mi abuela era ciega asi que me pedía le lea y un día le lei que bombardeaban Dresden y casi llorabapor las porcelanas. --”Abuela, ¿qué tanto te duele Dresden?” Ella habia pasado casi toda su vida a la muerte de su madre en Alemania y otros países. Poco a poco, tanto escucharla me hizo soñar con el Tiergarten, Goethe, Schiller y con los lagos helados de sus vacaciones. Un día resultó que pasó algo horrible en Trípoli, me gusto el nombre tan sonoro..TrípolíTripolíNo sospeché que mas tarde ese nombre tendría un significado amado para mí. Es la foto de alguien que amo, entre columnas quebradas de espaldas al mar, parecía una sarracena desconocida. Era ella, un pedazo de mi alma en Trípoli.

Siempre me atrajeron los árabes, mi primer enamorado fue un muchacho de origen árabe como dije, de Punta de Bombón en Arequipa.

Mis amigos chinitos estaban esperando su segundo hijo. Yo estaba cambiando, me sentía insegura, intranquila, no habia conocido esos sentimientos. Mis padres estaban en el Valle del Huallaga, nosotras a cargo de algunos de los hermanitos menores. Yo tenía atracción por la gente diferente. Me hice amiga de un esbelto japonés que tenía su taller de fotografía. Se llamaba Arturo Uyeyama. Lo visitaba, veía como revelaba las fotosMe gustaba conversar con él, el era tímido y yo lo perturbaba. Ensayaba cómo coquetear. Estaba enamorado de mí y me empezó a invitar a las fiestas de los japoneses. Bailaba muy bien y él me enseñó a bailar el tango, nos comprendiamos perfectamente en el baile.

De pronto toda la vida cambió como si alguien hubiera sacudido un caleidoscopio.

***






Subir
Referencia
.  "Memorias, Lima - frag.. (Cecilia Bustamante)."  Extramares.  Ed.  Cecilia Bustamante.  Austin: Editorial Poetas Antiimperialistas de América.  10 de Mayo de 2006.
 <  >
© Derechos Reservados