Extramares
 Actas
  English
 Poesa
  Castellano
  English
 Ensayos
 Cuentos
 Crnicas
 Entrevistas
 Actividades
 Epistolario
 Perfil
 Biografa
  Bibliografa

[an error occurred while processing this directive]
Biografa
Memorias - frag. 2001 (x Cecilia Bustamante)
Biografa- Memorias (Lima) x Cecilia Bustamante
Memorias, Lima - frag.. (Cecilia Bustamante)
El despertar de la identidad (Cecilia Bustamante)
En Busca de Espacio (Cecilia Bustamante)
Palabras sobre el Corazn (Cecilia Bustamante)
Memorias - (Cecilia Bustamante, frags)
Notas - nuestro momento potencialmente violento, como el preludio de una guerra (Cecilia Bustamante)
Memorias - Cecilia Bustamante (frag)
Memoirs (3) Cecilia Bustamante
Biografa

Perfil : Biografa



Memorias - (Cecilia Bustamante, frags)
Cecilia Bustamante

Memorias - 1977

Volvimos al Perú en Mayo 1974 (de USA), a ver 'la revolución' . Alli en Sept. nació mi último hijo. El recuerdo de esos tiempos en la dictadura de Velasco, son dolorosos. Después comprendí que estaba doomed todo ese movimiento. Persecuciones, escasez,amenazas, espionaje, asonadas.

Feb. 1975 - golpe de estado. Debo confirmar si en el 74,75 estaba Antonia de la Torre en Lima, ella me vino a visitar. Compañera de colegio, debo saber si es la misma que era mujer de Abimael G. Ella ya murió.

Cuando la caida de Velasco, viajé a Calif. gobierno de Morales B., dejando a mis hijos en Lima, para que me dejaran salir. Fui a dar info. a amigos de AI; una corta lista de periodistas e intelectuales peruanos que deberian ser sacados del pais antes de que hubiera un Pinochetazo. Eso fue posible, porque deje a mis hijos en el pais. Regrese y me quedé atrapada. Salio Ortega con el contacto que busque, en la Univ. de Maryland, Saul Sosnowski. Y los otros a otros lugares. Al fin en feb. de 1977 luego de haberme quedado sola y amenazada, me dieron permiso de salida para mis hijos, gracias a Lorenzo Tolentino. Para ese entonces los otros comprometidos, ya estaban fuera. La pasamos muy mal mis hijos y yo aislados en nuestro departamemto de Domingo Elias 160, a veces venia Arnold Castillo, pero teniamos soplones a la puerta todo el tiempo. No teniamos que comer y aemás nos vació nuestro departamento la policia de entonces diciéndonos amenazas. Se llevaron todo, asi que dormiamos en el suelo. Y casi no comíamos. Un dia el arroz tenia gusanos. Al fin logré viajar a Maryland, Estados Unidos en enero de 1977. Saul nos habia dejado su casa y dado un puesto a Julio en esa Universidad. Esos tiempos fueron también muy malos para mi y los nióos porque Ortega se había vuelto un alcohólico qu nos aterrozaba a todos, al extremo que escapábamos de la casa a cualquier hora de la noche o la madrugada y dormiamos en la Lavandería. Esta pauta de conducta no la cambió hasta que se fué en 1985. Supongo que yo estaba tan traumada que no podia reaccionar.

MEMOIRS - 1985 -Visita al Perú luego de casi una década.

1ero de Julio, 1985 . La visita de Diana Miloslavich y de la hermana de 'la muchacha mala de la historia .

--------------------------------------------------------------------------------

Miré la casa en Austin que dejaba tan temprano en un taxi y hacia el aeropuerto. Estaba yendo enviada por Ortega a Lima para sacarle un puesto con la nueva administración aprista. La carta la conservo. Pero Alan dijo que no. Y Alfonso Barrantes que era mi buen amigo y mi abogado de vez en cuando, me lo dijo " para ti lo que quieras pero te vienes a Lima y te inscribes en el Partido".

Extensa, fina y limpia a la luz del sol. Imaginé que desde las ventanas del cuarto de Leo me estarias mirando con el corazon apretado y alguna lagrimita, el arrancarse fisico que es el despedirse cuando un viaje largo. Imagine que Alina pasaba displicente en ese instante cruzando el living-room y que no podria sino voltear el rostro hacia las ventanas grandes con descoloridas cortinas entreabiertas. Imagine a Julio en alguna de las ventanas de nuestro cuarto.

Isolda me habia besado rápidamente al pasar hacia la cocina pues estaba atrasada para su trabajo. Habia salido la noche anterior, habia perdido la llave del auto de Lulu y el huésped que tenemos habia entrado primero al baño.

El taxi enfilò hacia el fondo de la calle y abri la ventanilla después de todas estas imágenes y saqué un brazo por la ventanilla haciendo adiós. No me vio nadie. Esto lo averigüé al llegar a Atlanta, Julio me repitió lamentando una vez mas como habiamos entregado tanto tiempo y cariño a los chicos. Como si no fuera lo natural. Yo no pense mucho, senti que esas imágenes tenian que ser traidas a la vida de esta manera porque eran justamante como el vuelo de una flecha, que no termina.

Terminamos de hablar y depositó uno dólares a la cuenta de nuestro Banco confirmando que no habria deficit. Lo hizo a las 12:30. Siempre fue muy mezquino con el dinero, ni auto nos compró. Nada.

Siento trepar el sueño. He tomado una pildora sedante. Se me cierran los ojos. Estoy frente al ventanal a traves del que veo el desplazamiento de los aviones y el cielo cerrado. Ojalá que despeguemos porque no quiero perder mis conexiones.

Perdi todas mis conexiones porque me quedé dormida. Me fui donde los Thorndike en Miami. Llegué finalmente a Lima a casa de la hermana de Sérvulo Gutierrez, mi amiga Cely. Y alli estuve desde el 3 de Julio hasta el 18 de Agosto y me converti en un huésped incómodo. Porque no tenia dinero y mi familia en Lima no se dio por enterada de que habia regresado, no iba desde enero de 1977 cuando hube de salir por la situación política. Mi simpatia por Velasco Alvarado me habia alienado de los mios totalmente., ya que Velasco deportó a dos de mis cuñados. Mi familia es aprista. Yo que trabajé en el diario aprista "La Tribuna" y con el lider Manuel Seoane, nunca lo fuí. .

Cuando estaba en casa de Celinda y Max Gutierrez rn la calle La Paz, vino a visitarme un grupo de muchachas del mundo literario, entre ellas Diana Miloslavich y, curiosamente, la hermana melliza de Maria Emilia Cornejo que tiempo atras cuando yo trataba de reunir la obra de su hermana y divulgarla, hasta me trató mal por correspondencia. Yo tenia datos de que ella habia alterado algunos de los poemas de Maria Emilia. Pero alli quedó la historia de la muchcha mala...

Esta vez estuve con mi atrabiliara hermana Alida en Lima un par de dias antes de regresar a Texas. Es divertida pero no tiene muchos valores. Viajé el 20 y llegué a Austin a las 11 de la noche. Julio finalmente me dijo que se iba, etc. Se fue el 20 de Agosto. Aunque volvió, porque sus enemigos en la Universidad de Texas, lo estaban destruyendo, yo no acepté y a poco me mandó demanda de divorcio y apenas salió se casó aqui mismo en Austin!!Otra pesadilla, la mudanza, el dinero, los hijos que yo no iba a dejar ir con él.






Subir
Referencia
Cecilia Bustamante.  "Memorias - (Cecilia Bustamante, frags) ."  Extramares.  Ed.  Cecilia Bustamante.  Austin: Editorial Poetas Antiimperialistas de América.  19 de Marzo de 2006.
 <  >
© Derechos Reservados