Extramares
 Actas
  English
 Poesa
  Castellano
  English
 Ensayos
 Cuentos
 Crnicas
 Entrevistas
 Actividades
 Epistolario
 Perfil
  Biografa
  Bibliografa

[an error occurred while processing this directive]
Actas
Lima - Feria del Libro 2006: Homenaje a Cecilia Bustamante (x Diana Miloslavich)
Articulos - La Conciencia socio-politica de las minorias (Cecilia Bustamante) (Red Voltaire) )
Armamento - Armas para America Latina (Cecilia Bustamante,AIS)
Poltica:El Estado, estructuras sociales y el cambio (Cecilia Bustamante)
El cuarto poder: su papel en la definicion de la Agenda Politica (Cecilia Bustamante)
Dictatorship and Democracy (x Cecilia Bustamante)
Cecilia Bustamante:Poder poltico y participacion de la mujer
La intelligentzia (Cecilia Bustamante)
Poder y Liderazgo (Cecilia Bustamante)
El aislamiento como factor de integracin (cecilia Bustamante)
Teora Crtica, Metodologa Dialogante: Paulo Freire (x Cecilia Bustamante)
Participacin Ciudadana en el Desarrollo Sustentable (x C. Bustamante)
El control del Petrleo de Oriente Medio (x Cecilia Bustamante)
En busca del Consenso (x Cecilia Bustamante)
Poder y Liderazgo (x Cecilia Bustamante)
Magda Portal: Relaciones de la mujer con las ideologas y el poder (x Cecilia Bustamante)
La Pluralidad Cultural (II) x Cecilia Bustamante
Crear la ilusin (x Cecilia Bustamante)
Mtodos de"unificacin" del Poder. La UE.Nueva Utopa? (x Cecilia Bustamante)
Intelectuales, Intelligentzia (x Cecilia Bustamante)
Actas

Actas



Magda Portal: Relaciones de la mujer con las ideologas y el poder (x Cecilia Bustamante)
Cecilia Bustamante

.            Magda Portal es una de las principales escritoras peruanas engag del siglo XX. Su creacin literaria laureada en plena juventud, el espaldarazo de Jos Carlos Maritegui incentivan su consecuente y coherente accin poltica hacia la transformacin de nuestra sociedad por medio, en parte,  de la participacin de la mujer dentro de una ideologa de izquierda. Su destino aunque doloroso, es esencialmente fludo como mujer y luchadora social comprometida con el cambio y su condicin de mujer escritora y la poltica. Desde sus inicios revela y acepta esta relacin conflictiva y desigual con el Estado y la sociedad peruana.

 

       Fu receptiva a las ideologas de la poca, las revoluciones de China y Rusia, la guerra mundial.   Su decisin de contribur a la accin poltica la empuja a ser parte de la poltica organizada del pueblo con claro y temprano objetivo  de  ofrecer crtica y resistencia al estado de cosas, de despertar conciencia sobre la impostergable necesidad de participacin de la mujer y de hacer realidad esas demandas. Su objetivo estaba llamado a interferir con los sectores dirigentes no slo del  partido poltico que ayudara a fundar, sino ms arriesgada consecuencia, con el Estado . Es la proyeccin de la misma voz  de las mujeres disidentes que la preceden a fines de siglo, la que persistir y resonar en su prosa, poesa y discurso poltico.  En su larga vida se nos ofrece un coherente panorama de la relacin de la mujer intelectual con las ideologas.

 

  Desde sus inicios tiene claro  que el proceso de liberacin de la mujer y la adquisicin de sus derechos civiles deba sobrepasar, ayer como entonces , la alianza del conservadorismo religioso con el autoritarismo, las ideologas polticas de derecha y emprender - sin olvidar esta base real -  la educacin de la mujer, su entrenamiento y aprendizaje.  La personalidad de Magda adems de caracterizarse por indomable, se distingue por ser un ntido ejemplo de ejercicio de la praxis: para actuar polticamente, co-funda el partido poltico ms organizado de la poltica peruana. No vamos a analizar aqu los vaivenes ideolgicos de dicha relacin. Cree en la educacin como clave de liberacin  - y cuando adquiere representacin dentro de su partido, abre oportunidades a la mujer en la Universidad Popular Gonzlez Prada.

 

Sera una mujer que escribe poesa, y prosa cargada de la furia de la denuncia como es usual en los disidentes con su tiempo. Su vida cubri ocho dcadas que las vivi intensamente habiendo conocido en carne propiano slo las restricciones del paternalismo, la vindicta social por haberse salido de las pautas tradicionales, y de parte del Estado el destierro y la prisin a causa de su militancia poltica.  All conoce lo que Gramsci describe como el dolor de  " no poder escribir(es lo que) me llena de furia.  Me siento dos veces prisionero. Yo soy el que acaba preso! Yo s lo que es la crcelllevo las marcas en mi piel."

 

            Y podra aadir que gracias a la no rehuida dinmica que atraves la audaz vida de Magda Portal, esas circunstancias polticas y sociales fueron maduraron la la potencialidad de definir su texto, de enrumbar la temtica de las discusiones sobre el rol de la mujer en los movimientos de liberacin  y ofrecer irrefutablemente no slo a sus contemporneos, las conclusiones y consecuencias de su crtica  y testimonio sobre la realidad de la persecusin poltica a causa de sus ideas. En otros libros y ensayos que se le deben se encuentre tal vez sobre nuestra autora, un debido anlisis de la importancia de los cambios de las ideologas y su significado emprico respecto a las estructuras sociales - centrando en ellas elpensamiento y accin de Magda Portal. Yo no lo intentar.

 

Esta rebelde heredera de Flora Tristn  descubre temprano que dentro del autoritarismo nuestra condicin de mujeres dependientes, era intolerable y que las reglas morales especialmente eran aplicadas por la clase dominante preferente a los pobres y a las mujeres, que rara vez el Estado busca cambios fundamentales. Observacin que se encuentra respecto a las ideologas de turno, en los escritos de Dora Mayer. Era natural que este reconocimiento las llevara a inclur en su agenda el logro de los derechos civiles y el voto para la mujer. Una cabal identidad ciudadana que condujera  a la liberacin de la autoridad  opresiva, ese camino puede pasar por la democracia pero es previamente revolucionario.

 

            La realidad social dentro de su curso histrico sufre variaciones que afectan fundamentalmente, a mi parecer, la  dinmica en la que se ven envueltas Magda Portal y las otras mujeres intelectuales y polticas de la generacin de Maritegui (v: Intelectuales peruanas de la generacin de Jos Carlos Maritegui.) . Su caracterstica es el antagonismo, su mensaje desafiante, su lenguaje militante, y su praxis, directa. La coleccin de cuentos de 1926  El derecho a matar, encierra en el ttulo estas caractersticas.  Ingresa por consecuencia lgica en la esfera del destino del sector laboral y de las minoras raciales adquiriendo as contemporaneidad no slo nacional, hacindose del compromiso histrico de cambiar y definir  su condicin por medio de la lucha en sus varios niveles.

 

       El compromiso poltico partidario de Magda Portal  era ineludible etapa que la provee de la racionalizacin necesaria sobre la proyeccin de su impulso en el nacimiento del movimiento feminista en el pas. Y esto lo digo, porque recin a fines de los 70 cotejo y afirmo mis impresiones primero por correspondencia. Durante el gobierno de Velasco Alvarado ingres al pas y nos tratamos algo ms, procedimos a fundar el Centro Peruano de Escritoras  el 2 de Septiembre de 1976, antes de que yo emigrara de mi pas nuevamente, Magda me hizo notar que estaba regresando sola y con mis hijos y me dijo "tienen que cambiar las cosas para las mujeres." Qued dedicada a ordenar sus documentos, ya algo entristecida por el precio que su independencia y visin cobr en su propia familia.

            En la III Interamerican Women Writers Conference, en la Universidad de Ottawa, Canad; le el 20 de Mayo de 1978 mi conferencia "Perspectives on the social, economic and political role of women in Latin America" en que reactualic la figura de Magda Portal y luego en una Mesa Redonda entre las argetinas Alicia Jurado, Martha Lynch,la mexicana  Maria Luisa Mendoza  y la que escribe, discutimos la importancia de la vida y obra de Magda. Moder el Prof. Jos Arrom, de Yale University. La curiosidad por mayores datos sobre la peruana fu enorme. Nos escribimos mucho esa poca, movilizando contactos y asegurando invitaciones. Luego, la escritora mexicana Margo Glantz acept mi propuesta de que en la IV Conferencia Interamericana de Escritoras, Mexico, D.F., Junio, 1981, se rindiera homenaje a Magda Portal, adems de a Carmen Conde. Y estructur dicho homenaje dicindole a Magda: "espero borrar algo lo que mi pariente te hizo."   En representacin del Per asistimos Magda Portal, Blanca Varela y yo. La foto en la pag. 9 del libro del Prof. Reedy, la tom mi hija en esa ocasin.

     No podemos olvidar que Magda lleg a su vejez sin medios econmicos, el problema para obtenerle un pasaporte lo resolvi Violeta Correa y finalmente, le dieron visa para entrar a Estados Unidos; en donde estuvo conmigo y mis pequeos hijos en Austin, Texas. Por carta haba mencionado que quera vender su Archivo a la Benson Collection. Era consciente y me doli que dijera que no saba cmo podra sobrevivir en su vejez.  Le prepar su entrevista con la Directora.  ('Un secreto  pavor me turba, pero cmo quisiera/ poder decirle a alguien esta muerte anticipada,/ decirle, mas no huirle, camino andado y desandado,/ pregunta sin respuesta, mirada desolada.')  As es nuestra patria con sus creadores.

Las dej solas y es as como sus documentos desde 1928 hasta 1989 se encuentran en la LAC. Yo he sumado los mos que cubren desde 1950 hasta el 2000.

Es una documentacin que cubre muho de la historia de las ideas en nuestro pas y sobre la participacin de la mujer en ella.  Acordamos por falta de fondos ir por tren desde la capital de Texas hasta al Distrito Federal. Viaje cansador para alguien de su edad, pero en aquellas horas compartimos cabina y muchas historias. Habl mucho de su experiencia de presa en las crceles de las dictaduras.     

 

No es pues hasta 1980,  habiendo enlazado como mujeres, amigas y escritoras, que dedico ms atencin e internalizo  la lenta y violenta secuencia en la "vida vivida" de estas mujeres y su legado. Creo que  haba primero coagulado silenciosamente en el lenguaje de las poetas de esa generacin de los 80. (v. La fuerza desconocida del terror. Crisis de los 80s en  la poesa femenina del Per. Austin, 1982.  Segua el mismo estado de cosas que hizo espetar a Micaela Bastidas : "esto ya no se puede aguantar ms.." La autoridad, el poder poltico y excluyente mantiene derechos, primero a la riqueza, a pocas responsabilidades ; y los pobres y las minoras conservan siempre sus obligaciones y pobreza. Sin duda, Magda comprendi como nadie, la radicalizacin de annimas mujeres que se sumaron al terrorismo y que, naturalmente, ya no existen.

 

La sociedad actual sigue plena de antagonismos , esta vez sembrados por una de las ms corruptas dictaduras que hemos tenido. Las instituciones formales del sistema social y del corpus politico estn trabadas y aparentemente impedidas de asimilar la renovacin de fuerzas independientes. Hay otros elementos de continuidad, sin embargo,  en la dinmica del cambio y que no se deben descartar de plano como conflicto cultural entre el ayer y hoy. Es dentro de este indicio de continuidad que a travs de curiosos vericuetos ideolgicos nos llega de pronto una mujer tecncrata, nada radical polticamente (Beatriz Merino) a tratar de mantener el equilibrio, otra especial capacidad que evidentemente la sociedad del siglo XXI reconoce cada vez ms en  la mujer y su participacin en el desarrollo.

 

`La historiadora peruana Maritza Villavivencio trata ya en 1985 en un artculo sobre las intelectuales peruanas del ltimo tercio del siglo XIX, el papel concertador de fuerzas contrarias como paso a un estado superior; o sea que detecta "un profundo sentido filosfico del equilibrio" y pasa a citar algunas de mis ideas en el ensayo "El Cuerpo y La Escritura" (1981), y "La Democracia del Siglo XXI" (1985)  concebidas a partir de la teora cientfica sobre el orden de las fluctuaciones. Ella se pregunta "si ese sentido del equilibrio .como base para la gestacin de una utopa, es una caracterstica tpicamente femenina." Segu mi trabajo en "Nueva Utopa? Una imagen ms humana del Universo" (2001).

 

            Por los caminos de la historia y del tiempo la imagen de la mujer peruana se desdibuja, pero son nuevas generaciones que reciben la posta y deben seguir  proponiendo a la "Mujer Nueva", con objetividad y disciplina. Continuar el trabajo de mujeres como Magda Portal, Mara Rostorowski, o Maritza Villavicencio. No debemos atemorizarnos, mas bien continuar el anlisis de las estructuras del poder poltico que ni creamos ni poseemos. Magda Portal se entreg a la tarea de provocar el cambio, de alterar las relaciones fundamentales entre la mujer y el poder poltico y es por so una revolucionaria.  Beatriz Merino es el primer caso de una mujer peruana con verdadero poder poltico(?); ya lo dijimos, revolucionaria no es, pero preserva por ahora  el orden y estabilidad de nuestro pas, usando un rasgo nuestro comn y estabilizador llamando la atencin a la juventud de que no slo las profesiones liberales deben estar dentro de nuestra agenda.

 

            Ahora, creo que mi participacin en este Conversatorio estar ms justificada en cuanto puedo dejar mi Testimonio sobre la Magda Portal que yo conoc. Sobre ella, la mujer poltica la perseguida aprista los mayores hablaban en voz baja. Tambin haba tomado nota de que de no era seguro tener libros de los autores rusos y menos, amigos comunistas.  Cuando sal del colegio, haba empezado mi autoeducacin poltica. En la Escuela Nacional de Bellas Artes de Lima donde estudi, no haba polticos; pero s gente definida en sus sueos de triunfo personal. Me desplac en bsqueda de lo que estaba silenciado. Al hacerme periodista y frecuentar las reuniones de la juventud de entonces en los cafs del centro de Lima, escuch algunos nombres, historias cortas o ms largas sobre algunos de ellos. Uno de aquellos nombre fue el de Magda Portal, mujer audaz a quien la chismografa limea y las consignas polticas satanizaban desvirtuando su imagen para mi generacin.

 

            Me inici en el periodismo en el diario "La Tribuna' a donde me llev mi pariente poltico Manuel Seoane para "ensearte a ser periodista" segn deca. Esos eran los tiempos en que haba sido amnistiado el Partido Aprista, all se concentraba la dirigencia poltica e intelectual de ese Partido. Pero el nombre de Magda Portal estaba prcticamente censurado luego de haber publicado su novela La Trampa . No encontraba quien me ilustrara sobre ella, pero sabiendo que trabajaba en la librera del Fondo de Cultura Econmica, la fu a conocer. 

 

Daniel Reedy describe en su libro Magda Portal, La Pasionaria Peruana (Lima, 2000) el difcil acercamiento inicial que tuvo con Magda y me sorprende comprobar que fuera el mismo que yo recib de chiquilla. A diferencia de l, me qued hacindole referencias pero, evidentemente, ella me ubicaba muy bien y  desconociendo la vida intelectual de su tiempo, no me daba cuenta que haban rivalidades previas entre las mujeres polticas de entonces.  Desilusionada, me fu a otra librera y a otro poltico, Jorge Falcn. (Cosa curiosa, dice Reedy que fu a l a quien lo dirigi cuando tampoco le quiso hablar). Yo fu porque estaba en la misma cuadra del diario y al pasar a veces nos sonreamos. El era muy amigable y lo distrajo mi ignorancia sobre los avatares polticos. Luego le dije "voy a conocer a Jorge del Prado", e igual hice, me present en el apacible ambiente de su oficina, me present yo sola, me sac por el parecido fsico a sus amigas Alicia y Celia. Ya conoca a Manuel Seoane, y a los otros lderes apristas este mundo, estos personajes me pareci, sin embargo; algo incompleto.

 

            Y si sto parece una anotacin gratuita, quiero aclarar que es a partir de estos encuentros y amistades que despert mi inters en querer poner en orden, la participacin de las mujeres intelectuales de la generacin de Jos Carlos Maritegui en la cultura peruana. No he intentado, porque no es mi campo hacer una evaluacin del trabajo escrito por ellas, mas s podemos sentir hasta hoy el impacto de su praxis poltica. Varios aos tom notas entre hijos y maletas, por no abandon este primer compromiso que me hice conmigo misma. 

 

            Al salir del Per en 1969, sin saber que sera por el resto de  mi vida, luego de visitar varios lugares, ancl al azar en una ciudad ajena.  Mientras salan mis hijos del colegio, investigaba en la Benson Latin American Collection de la Universidad de Texas en Austin. Aprend sobre las mujeres que haban sido parte de la bsqueda de la identidad nacional desde principios de siglo. Indudablemente que las ms notorias para m eran Dora Mayer y Magda Portal. Sobre la Mayer existe en dicha biblioteca obra censurada o que se crea destruda por la dictadura de Legua.  Algunos poemarios de Magda. En alguna de esas lecturas descubro que estando de refugiada poltica en Bolivia, y siendo Embajador del Per mi pariente Jos Luis Bustamante y Rivero, ella es entregada a las autoridades peruanas. Me sent avergonzada y me promet hacer algo por Magda, y tratar de lavarme a m misma de esa innoble accin.  !Tantos aos despus vine a comprender la razn de su sorpresa y desconfianza cuando la fu a buscar!

                                                                   *

Se encuentra tambin con el ttulo de "Magda Portal y sus poderes" en otros lugares de la Internet.

 

                       

           

 






Subir
Referencia
Cecilia Bustamante.  "Magda Portal: Relaciones de la mujer con las ideologas y el poder (x Cecilia Bustamante)."  Extramares.  Ed.  Cecilia Bustamante.  Austin: Editorial Poetas Antiimperialistas de América.  25 de Agosto de 2005.
 <  >
© Derechos Reservados