Extramares
 Actas
  English
 Poesa
  Castellano
  English
 Ensayos
 Cuentos
 Crnicas
 Entrevistas
 Actividades
 Epistolario
 Perfil
  Biografa
  Bibliografa

[an error occurred while processing this directive]
Actas
Lima - Feria del Libro 2006: Homenaje a Cecilia Bustamante (x Diana Miloslavich)
Articulos - La Conciencia socio-politica de las minorias (Cecilia Bustamante) (Red Voltaire) )
Armamento - Armas para America Latina (Cecilia Bustamante,AIS)
Poltica:El Estado, estructuras sociales y el cambio (Cecilia Bustamante)
El cuarto poder: su papel en la definicion de la Agenda Politica (Cecilia Bustamante)
Dictatorship and Democracy (x Cecilia Bustamante)
Cecilia Bustamante:Poder poltico y participacion de la mujer
La intelligentzia (Cecilia Bustamante)
Poder y Liderazgo (Cecilia Bustamante)
El aislamiento como factor de integracin (cecilia Bustamante)
Teora Crtica, Metodologa Dialogante: Paulo Freire (x Cecilia Bustamante)
Participacin Ciudadana en el Desarrollo Sustentable (x C. Bustamante)
El control del Petrleo de Oriente Medio (x Cecilia Bustamante)
En busca del Consenso (x Cecilia Bustamante)
Poder y Liderazgo (x Cecilia Bustamante)
Magda Portal: Relaciones de la mujer con las ideologas y el poder (x Cecilia Bustamante)
La Pluralidad Cultural (II) x Cecilia Bustamante
Crear la ilusin (x Cecilia Bustamante)
Mtodos de"unificacin" del Poder. La UE.Nueva Utopa? (x Cecilia Bustamante)
Intelectuales, Intelligentzia (x Cecilia Bustamante)
Actas

Actas



Poltica:El Estado, estructuras sociales y el cambio (Cecilia Bustamante)
EXTRAMARES@aol.com

Cecilia Bustamante Cecilia Bustamante - rodelu.net
12 de febrero de 2006

El Estado, estructuras sociales y cambio

Cecilia Bustamante
Las instituciones han ido definiendo y diseñando sus relaciones con los individuos que se aglutinan en una sociedad ‘pre-existente’ como sabemos, y de la cual provienen. Sus papeles se entrelazan, registrando naturalmente en sus instituciones para el ensamblaje final de la historia de los pueblos en el juego (y sueño) final del mantenimiento de ‘la ley y la justicia’ para todos, es decir para disfrutar de los beneficios de la libertad. El Estado si en manos de un verdadero líder no sólo ejercita poder politico básicamente sino también intelectual,ideológico sino también intelectual, ideológico como en el caso de Cuba. El poder supone características de dominación y se mantiene ese ingrediente. Por ejemplo, a mi parecer, Chávez en Venezuela lo ejerce con definida autoridad, más tampoco está exento de control por medio de la seducción del discurso cargado de ideología

Cuando el sistema estatal se desnaturaliza siempre es en desmedro de los ciudadanos de a pie generando problemas sociales los que a su vez originan descontento. La sociedad civil va siendo privada de su poder natural, sus derechos; se ve agobiada por la falta de democracia, de participación: y tolera la existencia de un Estado que concentra el poder y autoridad de manera centralizada en su grupo, hasta darse una la ruptura temida por el status quo. Mientras que el gobierno central mantiene clara una política participatoria, no empezará a almacenarse en los ciudadanos el gérmen de la rebelión que germina cuando perciben el otro poder de elites tradicionales dentro de la estructura del Estado. Colisionan ellas por definción con los derechos y aspiraciones económicas de las bases populares, la sociedad civil, los trabajdores, son despojados por esos satélites. Las vidas de los individuos - su contemporaneidad y futuro son desplazados brutalmente y de esta manera, se instala una crisis o conflicto permanente síntoma de que existen problemas graves en la estructura social. Un recurso para la transformación o intento de salida puede ser las elecciones como en el aislado caso de Bolivia. Las elecciones al final de un gobiermo como el de Toledo que ha creado el descontento/pobreza/aislamiento, no garantiza el cambio porque opera sobre mecanismos viciados y divorciados de las aspiraciones de mejoramiento y cambio de las clases desfavorecidas. Pero en su torpeza en este momento históricoo los turbios y tradicionales negociadores siguen en sus manejos. ¿Cuál es el riesgo de sus manipulaciones para ellos? No lo sabremos hasta cuando se vea el resultado de las elecciones de abril.

Aunque varios países latinoamericanos demuestran hoy voluntad de independizarse no sólo del poder central nacional sino también del del yugo internacional, de sus valores y costumbres alienantes con los que no se identifican sino se nos imponen, porque la administración llamada Estado se ha vendido e ignorado los intereses de la naciòn. Somos espectadores de la dinámica de fuerzas desiguales que se perciben en su proyección como revolucionarias. Mucho se habla hoy del papel que ‘el Estado’ desempeña en el gobierno, entendido como administración de nuestra América Latina. Para la generalidad, que vive en su mayoría privada de sus derechos básicos ; entre ellos la educación, es nada más que una entelequia con cara del Presidente. Nos preguntaremos pronto ¿ las ciencias políticas nos ayudaron, nos ayudan? ¿han contribuído a aclarar esas relaciones? La nueva generación debe esbozar esas respuestas durante las próximas dos décadas.

En verdad, habría que regresar a Max Weber. Cito: “Las características primarias y formales del estado moderno son como sigue: Posee un orden administrativo y legal sujeto a cambio por medio de la legislación a la cual la actividad corporativa organizada del elenco administrativo se dirige y es, asimimso, regulada. Este sistema de orden reclama autoridad de enlace no sólo con los miembros del estado, los ciudadanos, muchos de quiénes han adquirido su membrecía por nacimiento, pero también en gran parte, sobre toda acción que toma lugar en el lugar y en el área de su jurisdicción. Es pues, una asociación compulsoria, basada en la territorialidad. Además, hoy el uso de la fuerza se considera como legítimo solamente si es permitido por el estado prescrito por él. El reclamo del estado moderno de querer monoplizar el uso de su fuerza le es tan esencial como su carácter de jurisdicción compulsoria y en contínua organización.” (Max Weber, “The Fundamental concepts of Sociology” en The Theory of Social and Economic Organizations, ed. Talcottt Parsons. (New York: The Free Press, 1964). P. 136. Tr: de la autora)).

Estamos en un mundo global, una comunidad mundial de poder unipolar lo que no lo califica para forzar la adopción de las tradiciones culturales de manejo y administración de otros estados. La existencia paralela de dos modos de control de parte del Estado, exaspera la conciencia colectiva que ha demostrado históricamente ser capaz de mantener vivo “its place under the sun”. Por otro lado, esta generación que cerró el siglo XX ha visto impotente la desligitimación de la Corte Internacional de Justicia; también el debilitamiento de las Naciones Unidas -, todo ello requisito previo de la estrategia invasora del Nuevo Poder Global que necesita de otro tipo de “libertad” para desplazarse sin fronteras. No todos sus socios (G-8) están de acuerdo respecto a sus fines, métodos, sus ambiciones selectivas y progresivas (Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña). Se trata del reparto de los despojos de los conquistados. Al evadir las reglas del juego, por ejem. las del ars bellum, se ha desencadenado para Estados Unidos un largo, sangriento camino que históricamente los maestros del arte de la Guerra ya conocían, la insurgencia, agudización del sentimiento de soberanía, defensa de la cultura originaria .

La absurdidez y audacia de intentar asimilar contra la realidad y tiempo, pueblos, naciones, culturas a veces milenarias y por cierto diferentes, ponernos ademàs al borde del Armagedon- es un ars malfaitiere.

12 de febrero de 2006

Cecilia Bustamante©2005

Premio Nacional de Poesía del Perú
Visiting Scholar en la Universidad de Texas en Austin
www.cecilia-bustamante.com
EXTRAMARES@aol.com
PORTADA CECILIA BUSTAMANTE





Subir
Referencia
EXTRAMARES@aol.com .  "Poltica:El Estado, estructuras sociales y el cambio (Cecilia Bustamante)."  Extramares.  Ed.  Cecilia Bustamante.  Austin: Editorial Poetas Antiimperialistas de América.  17 de Febrero de 2006.
 <  >
© Derechos Reservados